Superalimento: Maca

Cómo se que les encanta descubrir nuevos alimentos/condimentos/semillas, etc hoy les traigo la Maca. Me la habrán visto en desayunos o meriendas que me preparo y que comparto en mis redes sociales (si no es así están tardando en buscarme por Facebook, Twitter o Instagram). Solo les adelantaré que es increíblemente efectiva a la hora de regular las hormonas…

La maca es una poderosa raíz procedente de Perú y que normalmente se vende en polvo. Es un alimento muy beneficioso para muchos aspectos de nuestro cuerpo y además es usado como medicina natural desde los tiempos de los Incas.

Propiedades:

– Estimula el sistema inmunitario haciendo que aumenten nuestras defensas y éstas sean de calidad.
– Sirve para prevenir y tratar la anemia por su alto contenido en hierro.
– Combate los desórdenes menstruales.
– Revitaliza, da energía y aumenta la fuerza física.
– Es un antidepresivo natural.
– Mejora la memoria y capacidades cognitivas.
– Regula los síntomas de la menopausia.
– Disminuye el colesterol.
– Contiene propiedades anti cancerígenas.
– Es antioxidante (mejora el estado de la piel).

Aunque por lo que más se la conoce es por ser afrodisíaca:

– Aumenta el deseo sexual y la potencia.
– Ayuda a la disfunción eréctil.
– Mejora y estimula la producción de esperma.
– Aumenta la fertilidad.
– Protege frente a la hiperplasia de próstata.

Todo ello es gracias a su componente principal: la macamida que actúan directamente en el hipotálamo y en las glándulas suprarrenales. Además está compuesta de cobre y zinc.
También tiene una elevada cantidad de calcio así que es un alimento vegetal muy adecuado si padeces de osteoporosis.

En caso de que seas deportista que sepas que mejora la fatiga crónica, aumenta el rendimiento deportivo y la resistencia física, así que puedes usarlo como suplemento deportivo.

La puedes encontrar en cápsulas, gelatinizada o en polvo. Yo la consumo en polvo y la añado a cremas, batidos, sopas o yogures. La cantidad recomendada es 1 cucharada pequeña al día durante dos semanas más o menos para que nuestro cuerpo se adapte a ella y pasado ese tiempo puedes aumentar la cantidad a 2 cucharadas pequeñas al día.

Como siempre digo, nunca está de más añadir a nuestra alimentación productos naturales que consumidos de manera correcta pueden ayudarnos a estar más sanos y vivir mejor.

Cualquier duda o comentario no duden en escribirme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *