Semillas: Chía

Si hace unas semanas les hablaba de una semilla llamada quinoa, hoy les traigo la chía un superalimento que cada vez se va conociendo más.
 
La chía es una planta originaria de México donde cuenta la leyenda que los guerreros aztecas podían aguantar todo un día en la batalla comiéndose tan solo una cuchara de esta semilla.


Tiene un alto contenido en Omega 3, un ácido graso que activa nuestro metabolismo contra el colesterol “malo”, disminuye los triglicéridos, alivia los problemas de circulación y mantiene brillante nuestro pelo y nuestra piel. 
Ademas tiene propiedades antiinflamatorias así que calma notablemente el dolor de las articulaciones. Ayuda a eliminar líquidos y toxinas, regula la flora intestinal y previene la oxidación celular.
 
Es una buena fuente de hierro, fibra (ayuda a que controlemos los antojos ya que nos mantiene saciados), magnesio, calcio y fósforo.
 
Es una semilla que al mezclarla con cualquier líquido crece (por eso también ayuda a que nos mantengamos hidratados) y puede llegar a coger hasta 10 veces su peso.
Al ser en grano (o polvo si la compramos molida o la molemos) podemos añadirla a los batidos, cereales, ensaladas, yogures… y como al absorver el agua crece saliéndole una gelatina alrededor es perfecta para espesar salsas y usar en postres. Por eso lo ideal es coger un puñado y dejarlo en agua un buen rato antes de usarlo.
¿Han usado alguna vez esta semilla? ¿Para que la usan? Si no la han usado les animo a que lo hagan y me cuenten que les parece, ya sea en los comentarios o en nuestro Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *