Receta: Rancho canario

Como buena canaria que soy estoy orgullosa de mi tierra, de su gente y de su comida, por eso hoy les traigo un plato que es muy típico de aquí y que espero que nunca se pierda: rancho canario. Así que si son de fuera y piensan venir no pueden dejar de probar este plato y si aún no pueden visitar nuestras preciosas islas pueden probar a cocinarlo a ver como les sale…

Ingredientes:
* 1 cebolla grande.
* 1 pimiento rojo.
* 4 puñados de garbanzos.
* 1 kg de costillas.
* 2 litros de agua.
* 1 paquete de fideos (250gr).
* 9 papas medianas.
* 2 ramitas de perejil.
* 3 hojas de laurel.
* 2 ramitas de orégano.
* Aceite de oliva virgen extra.
Para el majado:
* 6 ramas de perejil enteras.
* 6 dientes de ajo.
* 6 bolitas de pimienta.
* 1 puñado de sal gorda.

Anotación: la noche anterior deben dejar a remojo los garbanzos.

 

¡Comenzamos!

Picamos todo lo pequeño que podamos la cebolla y el pimiento rojo. Cuando lo tengamos listo lo ponemos en una sartén a fuego máximo con bastante aceite de olive virgen extra.

(Normalmente no me gusta cocinar con tanta aceite pero posteriormente gran parte de ella se perderá así que no se preocupen).

2º Cuando veamos que la cebolla se empieza a dorar y el pimiento a pochar pasamos todo el contenido de la sartén a un caldero grandito. Ponemos este caldero al fuego y añadimos todas las costillas. Yo las troceé para que sea más cómodo cocinarse y más rápido.

Revuelvan bien para que las costillas cojan el sabor de la fritura que hicimos y para que no se peguen al caldero.

Cuando esté todo bien revuelto añadan un litro de agua (tiene que cubrir bien las costillas) y déjenlo en el fuego para que se vaya cocinando a su ritmo.

Mientras siguen en el fuego las costillas toca lavar las papas bien y pelarlas. Cuando estén listas las cortamos en cachos pequeños y los añadimos en el caldero. Para que se cocinen bien volvemos a añadir agua hasta que queden bien cubiertas.


5º Y posteriormente añadimos los garbanzos que teníamos en remojo hasta este momento. Revolvemos bien una vez más.

 ¡Vamos con el majado! Pelamos, cortamos los dientes de ajo y los machacamos. Luego añadimos los granos de pimienta y los rompemos bien. Por último sumamos el perejil y la sal gorda para volver a escachar todo bien hasta que quede bien mezclado.

Cogemos el laurel, el orégano más el majado y lo echamos todo dentro del caldero.

Cuando empiece a hervir lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar.

¡¡¡Liiiisto!!! Ya tienen entre sus manos uno de mis platos canarios favoritos, mi madre me ha enseñado a hacerlo y yo quiero compartirlo con todos ustedes para que disfruten de comer al igual que lo hago yo.

Recuerden que si se lanzan a cocinarlo me pueden etiquetar, nombrar o comentar en cualquiera de mis redes sociales o en los comentarios de aquí debajo.

Facebook
Instagram
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *