Receta: Calamares rellenos

Hace tiempo vi una foto de unos calamares rellenos y la verdad es que nunca los había probado, así que decidí meterme en la cocina y probar a hacerlos a ver que salía… Tengo que decir que me encantaron, que los comí fríos para combatir este calor y que lo único que me dí cuenta experimentando es que la próxima vez usaré calamares más grandes u otro tipo de molusco como el choco, porque con el calor del horno se encogen un fisco y quedan muy pequeños.

Ingredientes:
* 400gr de calamares.
* Media cebolla.
* 2 huevos.
* 1 pimiento rojo.
* 3 tomates pequeños.
* 4 dientes de ajo.
* Medio vaso de vino blanco.

Para la salsa:
* 2 tomates pequeños.
* Media cebolla
* Medio vaso de vino.
* Orégano.
¡Empezamos!
Picar la mitad de los tomates, media cebolla y el pimiento (dependiendo del tamaño de los calamares pica los ingredientes más grandes o más pequeños). A continuación, guisar los huevos y dejarlos enfriar para luego picarlos.
En una sartén poner la cebolla picada, el tomate, el pimiento y el ajo. Dejar que se poche bien. 
Luego añadir los bigotes de los calamares y medio vaso de vino para dejar cocer hasta que los bigotes estén blandos. 
Cuando esté toda la mezcla cocinada, quitar del fuego y poner en un bol.
Como los huevos ya estarán fríos los pelamos, los cortamos en cuadraditos, los añadimos al bol y salamos al gusto.
 Ahora toca limpiar bien los calamares con bastante agua para luego rellenarlos con ayuda de una cucharita.
TRUCO: si les das la vuelta como si fueran calcetines no tendrás que usar palillos para cerrarlos porque ellos mismos con el calor del horno de cerrarán evitando que el relleno salga 🙂 
Para la salsa:
Pelar y picar la media cebolla y los tomates que reservamos. Añadirle las especias a nuestro gusto (yo le puse orégano) y medio vaso de vino.
Luego colocar los calamares en la bandeja del horno y por encima poner la salsa. Introducir la bandeja en el horno y esperar a que se cocine todo bien.
¡¡¡Hecho!!! Aquí están mis calamares rellenos, como dije antes quedaron riquísimos y más aún cuando se enfriaron. ¿Te animas a hacerlos? Recuerda que me puedes enviar fotos, preguntar dudas o comentar cualquier cosa tanto por aquí como en el Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *