¡Bienvenidos!

Antes de nada… ¡bienvenidos!
 
Si has entrado en este pequeño espacio es porque algo se te está moviendo por dentro para cambiar tu estilo de vida o por lo menos, tu manera de alimentarte, porque créeme, no es lo mismo alimentarse que comer.
 
Tras este rincón estoy yo, una mujer de 30 años con mucha experiencia haciendo dietas variadas y poniéndose en manos de especialistas para bajar esos “kilillos” que siempre están de más.

Después de varios kilos menos, ‘efectos rebotes’ en casi todos los casos, matrículas mal aprovechadas de gimnasios, fatigas por dejar de comer ciertos alimentos, dolores de barriga por introducir otros nuevos de mala manera en mi alimentación, alguna estría mal colocada; entre otras muchas cosas vividas, me he dado cuenta de que la casa siempre hay que comenzarla por los cimientos y no por el tejado.
 
Son 30 años comiendo toxinas, guiándome por antojos, amando lo dulce, detestando las verduras e ignorando la fruta, comiendo a deshoras, no respetando las 5 comidas aconsejables en el día… pero como siempre, a todos nos llega el momento en el que decimos ¡basta! y nos replanteamos todo (bendito momento).
 
He descubierto poco a poco un mundo de recetas sanas, de experimentos ricos, una cocina que divierte y un estilo de vida que no puede ser mejor. Se acabaron los dolores de cabeza, el sentirse inflada, los malestares en la espalda, el cansancio, la presión en el estómago al comer ciertos alimentos, la piel seca, las uñas que se parten sin sentido… ¡y eso entre otros muchos beneficios!
 
Permíteme que te de un consejo: no enfoques tu vida a la famosa “operación bikini/bañador”, no, porque ahí está el error. Tampoco te pongas a dieta para adelgazar, eso es un sin sentido porque al poco tiempo de dejar la dieta acabaras volviendo al mismo cuerpo. La palabra ‘dieta’ siempre es temporal. Comienza a comer sano para mejorarte a ti mismo y verás como sin darte cuenta esos kilos de más irán desapareciendo. Si yo he podido encontrar la forma de comer rico y no engordar, ¡tu también puedes!
 
Espero que te sean útiles mis recetas, que las pongas en práctica, que mis consejos y mi forma de vivir la alimentación te ayude a mejorar, que te diviertas mientras aprendes a comer bien y que entre todos hagamos de este blog un sitio muy ameno y familiar.
 
Una vez más, ¡bienvenidos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *